20_Recuerdos

Recuerdos

Recuerdos

A veces la vida es irónica, yo escribiendo sobre las cosas que no podemos controlar y de repente, se va la luz, y no había guardado la entrada todavía, así que tuve que iniciarla desde el principio cuando ya casi la tenia terminada, yupi.

Estaba escribiendo sobre los recuerdos y sus dos lados, porque cual moneda este tema tiene dos lados.

Lado uno; los recuerdos como algo que viene a la mente en manera de un flashback, con los recuerdos podemos repetir viejas emociones, volvernos a alegrar por un suceso pasado o derramar una lágrima por el recuerdo de un ser querido que se fue hace tiempo; estos llamados recuerdos me suceden sobre todo cuando estoy en la ducha, vienen a mi conversaciones, situaciones y experiencias que dejaron huella en mi y algunas que todavía no he superado; en ocasiones es muy difícil recordar lo que hiciste a corto plazo, si me preguntas que hice ayer probablemente no te responda de inmediato, primero debo recordar que día fue ayer, para poder evocar una serie de otros recuerdos que me harán decirte, “¿ayer?, no se, creo que no hice nada.” También existen recuerdos que te levantan de golpe, literalmente, es como si la conciencia no dejara descansar hasta que lo cumplas, un ejemplo muy claro es algo que me sucedió una vez: estaba yo a punto de dormir, acababa de recostar mi cabeza en la almohada cuando de repente:

¡¡La tarea!!

Lo cual me hizo levantarme deprisa, al final me habré acostado a la medianoche.

Lado dos; creando recuerdos, quiero recordar la frase que dije en el tema anterior “vive cada día como si fuera el ultimo”; muchas veces no podemos controlar lo que sucede a nuestro alrededor, no podemos controlar la reacción de los demás, pero existe algo que si podemos controlar, nosotros mismos, cada quien tiene poder sobre su propia vida y cada quien decide que hacer con ella, decide que camino seguir, conforme vamos recibiendo los martillazos que nos laza la vida, vamos creando nuevos recuerdos, algunos alegres, otros tristes, pero todos nos enseñan y nos recuerda seguir caminando; falta mucho camino por seguir, lo que me lleva a un sub-tema:

El valor del tiempo

El otro día escuche algo sobre el valor de un céntimo, ¿que valor tiene un céntimo? Aquí en Venezuela sabemos que un céntimo no es casi nada, no alcanza para comprar nada y tienes que tener muchos para pagar lo que quieres, probablemente si ves un céntimo en la calle ni te molestarías en recogerlo, pero si en vez de un céntimo, te encueras un billete de 100, cambia la cosa ¿no es verdad?, si ves un billete de 100 en la calle en tu mente no cabe la duda de recogerlo o no.

Hace mucho tiempo, los gobiernos (me refiero de todo el mundo) diseñaron un sistema para poder intercambiar recursos con otros pueblos, inventaron la moneda, pero también se dieron cuenta de algo muy importante, se dieron cuenta de que lo más importante en esta vida no es el dinero, no son las joyas, no son los diamantes, no son los ejércitos, no son las mujeres, se dieron cuenta que lo más importante, lo que mantenía la tierra girando, era el tiempo, si el tiempo, ya sabes eso que te pasas desperdiciando todos los días, si te das cuenta en esta vida todo requiere de tiempo, necesitas 9 meses en el horno de tu madre para salir al mundo, con práctica que necesita tiempo y dedicación aprendes a caminar y hablar, después tienes que pasar más de diez años en un sistema educativo para que puedas aprender “lo básico”, el tiempo mueve nuestras vidas, ahora, con la invención de la moneda ellos intentaron comprar nuestro tiempo, si trabajas para mi, te daré tu peso en oro (esa frase se escuchaba más en épocas antiguas) una frase más actual sería: te pagare tanto la hora, diseñaron un sistema en que ellos más que todo se podrían beneficiar del uso de nuestro tiempo, y en parte nosotros también ya que si te pones a pensar, ¿cuanto tiempo tardan los alimentos para llegar al supermercado?, te darás cuenta.

En la película “In time” en español “El precio del mañana” dan un claro ejemplo de esto, en donde el tiempo es la moneda y donde los ricos podían vivir para siempre, pero esto ya lo analizaremos más adelante.

Entonces si no te detienes a recoger un céntimo, no te importaría gastar un segundo de tu tiempo, pero si bien, no dudas en recoger un billete de 100, ¿hasta que punto gastarías una hora de tu vida?

Tu tiempo es importante, no lo malgastes, y no digo que vayas corriendo por la vida, no, lo que quiero es que seas pro-activo no esperes que el cambio vaya a tu casa a recogerte, ve tu en busca del cambio.

Anuncios

Deja tu comentario, es gratis.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s